CÓMO SER MÁS SOSTENIBLE DE MANERA SENCILLA

Desde noviembre he estado trabajando en una web de moda sostenible. En este tiempo he aprendido muchas cosas sobre la industria de la moda y su papel en la destrucción del planeta.

Suena duro, ¿verdad? Hay quien todavía se burla del cambio climático diciendo que este no existe. Ojalá fuera cierto, pero la realidad es que sí existe, y gran parte de la culpa la tenemos nosotr@s, los seres humanos.

Es hora de que nos concienciemos y logremos el cambio entre tod@s. Yo también me excusaba diciendo “yo no voy cambiar porque una sola persona no hace la diferencia”.

Bien, esto es una excusa. Porque lo cierto es que cada grano de arena contribuye a crear la montaña.

martina lubian vida sostenible

ESTILO DE VIDA SOSTENIBLE

La sostenibilidad no es una moda, es un compromiso con el planeta. Imagina que en 10 años allá donde pisaras fuera basura, ¿te gustaría vivir en un mundo así?

Si la respuesta es NO, llevar una vida más sostenible es la solución.

Llevar una vida 100% sostenible considero que es muy difícil al principio. De estar en la burbuja del consumo inconsciente durante toda tu vida a dejar todo eso de lado completamente hay varios pasos.

Y sí, hay mucha gente que es capaz de hacer un cambio radical, pero si tú no lo eres, puedes ir poco a poco en el camino hacia la sostenibilidad.

M

L

5 CAMBIOS FÁCILES PARA UNA VIDA MÁS SOSTENIBLE

Ecoright Martina Lubian
  1. Di NO a las bolsas de plástico del supermercado. Un simple “no, gracias” es lo que te separa de un modo de vida más sostenible. Incluso si te las dan gratis, no las aceptes.
    Antes de ir al supermercado, coge una mochila y un par de bolsas que ya tengas en casa. Pueden ser de tela o de plástico que ya tengas del pasado.
    Otro consejo es meter bolsas (plástico/ tela- en la imagen bolsa de EcoRight) en tus bolsos y mochilas, para que la compra no te pille desprevenid@.
  2. Hazte con una botella de agua reutilizable. Ya sea de aluminio, de cristal o de cualquier material que puedas reutilizar. Son mil veces más bonitas y elegantes y el planeta lo agradecerá.
  3. Cambia al cepillo de bambú. En Amazon o tiendas ecológicas o de productos orgánicos tenéis estos cepillos que sustituyen los de plástico. Yo llevo usando el mío 1 mes y funciona igual de bien que los de plástico. Además, la madera es mucho mejor para tu salud, ya que el plástico libera sustancias nocivas.
  4. Compra fruta y verdura sin envasar. Volvemos al supermercado, sí. Siempre que sea posible, compra los productos que no vienen empaquetados. Otra opción es ir al mercado o a la frutería más cercana. Además, probablemente allí tengan más variedad.
  5. Compra a granel. Para los frutos secos, especias, etc. puedes llevar tus propios recipientes de cristal o de plástico que hayas reciclado y llenarlos con los nuevos alimentos.

M

L

ADIÓS ZARA, ADIÓS FAST FASHION

Decirle adiós a Zara, mi tienda favorita de “moda rápida” en el pasado, fue más fácil de lo que pensé.

El hecho de que tengas fábricas en las que l@s trabajador@s están en unas condiciones nefastas con ínfimos salarios y pésimas condiciones de trabajo y que los materiales sean cada vez de peor calidad y cero sostenibles ayudó a que esta ruptura fuera tan sencilla.

Y quien dice Zara, dice todas las tiendas de moda rápida. Sí, H&M también, aunque tenga una colección de ropa sostenible, el resto de sus colecciones se basan en el mismo modelo que cualquier otra cadena de este tipo.

Si queréis saber la verdad sobre esta industria, no dejéis de ver el documental “The True Cost” (disponible en Netflix).

M

L

ALTERNATIVAS MODA SOSTENIBLES

  1. Vintage/ segunda mano. En Londres tenemos las “charity shops”, que básicamente son tiendas de segunda mano. Están por todas partes por lo que es una alternativa estupenda. En España hay tiendas de segunda mano y tiendas vintage, aunque muchas menos. Haz una búsqueda en Google y descubre las alternativas sostenibles que te ofrece tu ciudad. Por otro lado, siempre podéis recurrir a plataformas online para comprar/ vender ropa de segunda mano. Yo utilizo Chicfy y va genial.
  2. Intercambio de ropa. Haz una pila de ropa que ya no te pongas, llama a tus amig@s y familiares e intercambiad prendas. Yo hago limpieza de armario cada año y llamo a mis amig@s. Lo que sobra lo suelo donar.
  3. Marcas sostenibles. Si lo tuyo no es comprar ropa de segunda mano o vintage, puedes optar por comprar en marcas de ropa sostenible, con prendas hechas de poliéster reciclado o incluso de botellas de plástico recicladas. Si buscas la mejor opción para la salud de tu piel, el algodón orgánico es de los mejores materiales que hay (en la imagen pantalones de algodón orgánico de Lucy&Yak). De todas formas, si quieres comprar ropa nueva siendo sostenible, intenta comprar muy de vez en cuando y sacarle todo el partido posible a tu armario.
  4. Arregla tus prendas y calzado. Si se te descose una camiseta o se te despega la suela de un zapato, puedes arreglarlo. Piensa siempre en arreglar tus prendas antes de tirarlas. Y cuando no se puedan arreglar, intenta darles otros usos. Por ejemplo, trapos de cocina.

FOLLOW ME ON INSTAGRAM